Tánger
Marruecos Viajes

Escapada hacia el Hotel-Rembrant de Tánger


Llevábamos meses queriendo ir a Marruecos y decidimos hacer una escapada hacia el Hotel-Rembrant de Tánger. No queríamos visitar las típicas ciudades como Marrakech, Casanova… excepto la ciudad de Chefchaouen; esa pequeña ciudad sí que teníamos ganas de conocerla, aunque fuera durante dos días.

Como decíamos, la idea de ir a Tanger nos la recomendaron unos amigos que ya habían estado allí explorando y conociendo un poco. Además del hecho que les encantó, nos dijeron que estaba muy cerca de Chefchaouen y que podríamos aprovechar.

¿Por qué decidimos hacer una escapada hacia Tánger?

Tánger es una de las ciudades más económicas de Marruecos, así que es ideal para visitar; Además de que buscábamos algo de ese estilo en aquel momento.

Queríamos que fuera una escapada improvisada, necesitábamos quitarnos un poco de estrés. Sin embargo, todavía quedaba la incógnita de si encontraríamos buenos lugares para comer.

¡Bingo! Habíamos encontrado una pareja de amigos que habían estado recientemente por Tánger. Gracias a ellos pudimos conocer el Hotel Rembrandt, donde estuvimos antes de pasar 2 días en el Hotel Palais

Tánger

Experiencia en el hotel Rembrandt

En este hotel duramos 4 días geniales; tenía todo lo que necesitábamos. Así que solo teníamos agradecimientos para la pareja de amigos que nos encontramos.

Este hotel es perfecto para desconectar y es el hotel ideal para recorrer la ciudad a pie. Después de unos largos paseos por la ciudad, nada mejor que relajarse en la piscina.

Y nada mejor cuando puedes disfrutar de la piscina y con unos cócteles,  pues había un bar súper chulo «típicos de hotel caribeño»  donde disfrutamos de unos cócteles deliciosos. Teníamos la sensación de estar al caribe. Las palmeras, cócteles y piscina…. ¡Qué maravilla!

El primer día que probamos el buffet de desayunos nos encantó. Era una mezcla de desayuno árabe y continental. Luego, decidimos probar también la comida, ya que una de las tardes, cuando pasamos por el restaurante del hotel, tenias unos olores tan buenos, que nos entró un apetito feroz.

Despedida de la escapada

El último día de nuestra escapada hacia el Hotel-Rembrant de Tánger, dejamos la tarde para probar la comida del hotel y disfrutar de la piscina ya que hacía un día precioso. Toda la comida estaba muy fresca y correctamente preparada y con una bonita presentación que daba ganas de probar.

Tánger

La vista que teníamos desde el restaurante era tan agradable que hasta nos olvidamos del tiempo. La habitación también era bastante bonita, tenía vista hacia el mar hacia la piscina; era muy agradable verla al despertar. 

En el hotel había otro bar con piano. La decoración de los bares eran al estilo jazz americano, sin duda, muy acogedor. Era nuestro rincón, donde siempre tomábamos un café mientras planeábamos nuestro tour por la ciudad. 

Qué ver o hacer en Tánger

En Tánger es muy fácil hacer un gran recorrido turístico, no solo porque es muy económico, sino porque hay muchas cosas para ver.

Por ejemplo, en el casco histórico del puerto de Tanger, podrás encontrar dos sitios para visitar, uno llamado La Medina, con su Kasba, y otro llamado Ciudad Nueva.

Más adelante encontrarás el barrio español antiguo, donde hay varias instituciones como: Instituto Cervantes, Ramón y Cajal, y el Colsulado de España.

Al avanzar un poco más llegarás a una hermosa zona residencial con bosques y colinas, donde podrás ver mansiones que ocupan magnates de países que son parte del Golfo Árabe.

Y para finalizar (nuestra recomendación, mas no el recorrido que puedes hacer) siguiendo este recorrido encontrarás también museos increíbles, paseos exóticos y hermosas edificaciones.

Por otro lado, si un día solo deseas echarte en la arena a ver el mar, en el paseo marítimo de Tánger también hay una enorme playa de cinco kilómetros de longitud.

You may also like...

Popular Articles...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *